Bienestar físico, espiritual y cultural                    +54 9 11 6973-1950 - consultas@afterfifty.com.ar

Agranda la puerta, Padre

 

Agranda la puerta, padre,

 

porque no puedo pasar;

 

la hiciste para los niños,

 

yo he crecido a mi pesar.

 

Si no me agrandas la puerta,

 

achícame, por piedad;

 

vuélveme a la edad bendita

 

en que vivir es soñar.

 

Gracias, padre, que ya siento

 

que se va mi pubertad;

 

vuelvo a los días rosados

 

en que hijo no más.

 

Hijo de mis hijos ahora

 

y sin masculinidad

 

siento nacer en mi seno

 

maternal virginidad.

 

El poema pertenece al Cancionero, conjunto de poemas que escribió entre 1928 y 1936 y fue publicado en 1953.

 

Nuestra Misión

Aportar vitalidad a la vida en la etapa de mayor plenitud intelectual; siendo su aspiración más importante ayudar al desarrollo de todo el potencial intelectual, social y físico de cada persona.